sábado, 22 de enero de 2011

Reflexión

"Busquemos la lección de todo cuanto nos sucede".
El universo nos dice siempre dónde debemos centrarnos, dándonos pequeñas pistas. Si hemos aprendido a reconocer esas señales, rápidamente identificaremos esa parte de nosotros que no está equilibrada.
No obstante, la mayoría de las personas no sabe captar esas pequeñas pistas que el universo les está señalando, con lo cual, de vez en cuando, tiene que darles un empujón más fuerte, algo sucede en nuestras vidas para que despertemos. Y muchas personas tienen que llegar a lo más oscuro y profundo de una situación para reaccionar y buscar ese cambio y la posibilidad de crecer. Tratemos de cultivar la actitud que considera los problemas que surgen en nuestra vida como un regalo de nuestra propia alma que intenta llamar nuestra atención sobre una parte de nosotros que está desequilibrada. Podemos ver el problema e inmediatamente decir: "¿Qué tengo que aprender de esto?", "¿Que está tratando de decirme el universo?". Hoy estoy abierto a recibir su mensaje.