domingo, 16 de enero de 2011

Cuarto Chakra

Localización: Corazón.
Glándulas: Paraganglios supracardiacos - Timo.
La apertura de este centro es directamente correlativa a la merma del ego, pues es el centro a través del cual amamos; a través del cual fluye la energía de la conexión con toda forma de vida. Cuanto más abierto está este centro, mayor es nuestra capacidad de amar. Cuando este centro se halla en funcionamiento, nos amamos a nosotros mismos y a nuestros hijos, cónyuges, familiares, animales fomésticos, amigos, vecinos, compatriotas y entranjeros, a todos nuestros semejantes y a todas las criaturas de la tierra.
A través de este centro conectamos los cordones con los centros del corazón de aquellos con quienes tenemos una relación amorosa, lo que incluye a los niños y a los padres igual que a los amantes y a los cónyuges. Los sentimientos amorosos que fluyen a través de este chakra suelen hacer que las lágrimas acudan a nuestros ojos.
Cuando está abierto:
La persona puede ver en cada individuo a su prójimo y amarlo incondicionalmente, por el simple hecho de existir. Puede ver la exclusividad de la belleza y la luz interna de cada individuo.
El amor del cuarto chakra no está vinculado a un objeto, es un amor que irradiamos hacia todo lo que nos sale al paso, porque lo sentimos dentro como un estado del ser.
El amor del corazón es por esencia duradero, eterno y constante. Se expresa como aceptación gozosa de unos mismo y de los demás, del lugar que nos ha correspondido dentro de la totalidad de las cosas. Se experimenta como una profunda paz que emana de la ausencia de conflictos y de estar en armonía con todo lo que nos rodea, todo lo cual apreciamos profundamente al punto de sentirnos agradecidos por su existencia. Vivir en amor es vivir en equilibrio, en un estado permanente de gracia, delicadeza, flexibilidad, tolerancia y amabilidad. Es vivir y dejar vivir.
Cuando está cerrado:
La persona tiene dificultades para amar, en el sentido de dar amor sin esperar nada a cambio.
Con este centro cerrado se experimenta un desequilibrio y una ausencia de propósito y significado de nuestra propia existencia y del mundo en general.
No hay una capacidad de establecer relaciones duraderas, pues todas las pautas duraderas son resultado de un equilibrio entre las partes. Para poder amar hay que consentir cierto grado de pérdida de autonomía a fin de experimentar una unidad superor, y con este centro cerrado no hay la capacidad de ceder en favor del otro.
La ecuanimidad sólo se alcanza en la plenitud del corazón, como centro del ser, y sin ecuanimidad no es posible percibir los patrones de órden del cosmos, de la naturaleza ni de nuestras propias pautas y ritmos de crecimiento y evolución. Debido a ello se experimenta desolación, soledad, sentimientos de desconexión, falta de unión, de trascendencia y de sacralidad de las personas, la naturaleza, los animales y la vida misma.
Funciones de los paraganglios supracardiacos:
Son un grupo de células cromafines que se encuentras en el punto de bifurcación de la carótida, en el punto de aparición de la arteria coronaria izquierda.
Hormonas de los paraganglios:
Noradrenalina: hormona igual a los neurotransmisores. La diferencia es que los neurotransmisores ejercen su acción biológica sólo en el lugar en que son liberadas, mientras que las de los paraganglios son vertidas directamente en la sangre.
Chakra del Timo: Tradicionalmente se ubicaba a la glándula del timo como sede del chakra del corazón. No obstante, cada vez son más los autores que se refieren a este centro como un chakra distinto, que está activándose en estos momentos de la evolución humana.
Funciones del Timo:
Es una glándula que tiene forma de pirámide cuadrangular de base inferior. Resulta costituido por dos lóbulos, derecho e izquierdo, y está situado detrás de la porción superior de esternón, prolongándose a veces hasta la región baja del cuello. En proporción, el timo está mucho más desarrollado al nacer que en la edad adulta. Normalmente crece hasta la pubertad, época en la cual inicia una lenta involución y la glándula va siendo sustituida por tejido adiposo. No obstante, en la edad adulta es posible encontrar restos funcionales del órgano involucionado.
Hormonas del Timo: hormona tímica.
Tiene una importancia extraordinaria en el funcionamiento del sistema inmunológico. se sabe que es capaz de modificar a los linfocitos procedentes de la médula ósea en linfocitos maduros T que son agentes de una variedad de respuesta inmunológica extraordinariamente eficaz, denominada respuesta celular, que el organismo pone en marcha para luchar contra algunas enfermedades infecciosas (p.e. tuberculosis y cáncer).