lunes, 11 de abril de 2011

Cardo mariano

El cardo mariano (silybum marianum) es una planta muy vigorosa y decorativa, que puede alcanzar una altura de metro y medio. Tiene una gruesa raíz ramificada que da lugar a una roseta de hojas ovaladas de 30 cm de alrgo, rodeada de dientes irregulares y espinas coriáceas, verdes y brillantes, rocorridas por nervios blancos. Se cría en el borde de senderos y carreteras. Se reproduce por medio de los frutos, que se llaman aquenios; éstos se siembran en otoño directamente en la tierra. La germinación tiene lugar una semana más tarde. Lo que interesa con fines medicinales es el aquenio (fruto). Los aquenios contienen aceites, albuminoides, taninos y un principio amargo. Además, en su composición también encontramos flavo-lignanos como la silimarina y otros compuestos afines. Tiene acciones aperitivas, colagogas, acción protectora sobre el hígado, acción digestiva, diurética y aantipirética. En el cocimineto de los frutos molidos se han encontrado diversas aminas como la histamina, la tiramina y la agmatina. Por estos compuestos se ha estudidado la posibilidad de emplear los frutos en personas que padecen de tensión baja, para evitar bruscas caídas de presión. En uso externo el cardo mariano se utiliza para aliviar hemorroides, varies y úlceras de piernas. En el mercado se dispone de muchas especialidades que contienen cardo mariano, bien solo o asociado a otras plantas.