lunes, 16 de enero de 2012

Reflexología Podal

"Las más ancestrales civilizaciones ya practicaban el método curativo de la Reflexología Podal".

La Reflexología Podal es una técnica terapéutica que mantiene la armonía energética en nuestro cuerpo, alivia las tensiones nerviosas, activa la circulación sanguínea y pone al organismo en situación de recuperar la salud por sí mismo.
Sus orígenes son antiquísimos. Existen datos que la sitúan en Egipto, China e India, alrededor de 3000 años a.C.
Es uno de los masajes energéticos más difundidos en la actualidad, tanto documentalmente como en la práctica. Su efecto terapéutico repercute en glándulas, órganos y cualquier parte del cuerpo de una manera insustituible, equilibrando energías y ayudando a prevenir y curar muchas dolencias. Para ello se sirve de manos y pies, aunque preferentemente se da en los pies porque ofrecen, por su mayr tamaño, más facilidad para la localización de los puntos reflejos.
Desde los pies, a través de los canales energéticos que atraviesan todo el cuerpo, se puede llegar a cualquier rincón de nuestro organismo para estimular o sedar, según convenga en cada caso, deshaciendo bloqueos energéticos y poniendo en marcha la capacidad de autosanación que todos tenemos.

La Reflexología entiende al cuerpo humano como una unidad funcional y postula que lo que sucede en cualquier parte repercute en el funcionamiento correcto del todo.