sábado, 29 de octubre de 2011

Campo energetico o Cuerpos sutiles.

El cuerpo humano está formado por numerosos campos de energía, los cuales rodena el cuerpo físico, emanan de él y pueden interaccionar con él y con sus múltiples funciones.
El conjunto de estos campos de energía es llamado campo áurico o energetico.
A su vez estos campos de energía también son llamados Cuerpos Sutiles.
Los cuerpo sutiles son bandas de energía de diferentes intensidad que rodean lo físico y lo interpretan. Su función principal estriba en contribuir a la coordinación y la regulación de las actividades del alma durante la vida física.
La filosofia oriental distingue seis cuerpos sutiles alrededor del organimso físico, pero para lo que aquí nos concierne, consideramos el sistema energético humano con los cuatro primeros aspectos o cuerpos: El físico, el emocional, el mental y el espiritual.

La salud òptima requiere que todos ellos se hallen correctamente ajustados y armonizados.
En caso de inadecuación de los cuerpos sutiles con respecto al organismo físico, aparecen los problemas psicológicos y físicos. Tales desajustes pueden ser debidos a traumas, tensiones, emociones fuertes, actitudes mentales incorrectas, etc....
Cualquiera que sea el plano en donde se sitúe el desequilibrio, en último término la manifestación tendrá lugar en lo físico, ya que este es el recipiente de todas las influencias sutiles. Nuestras emociones y nuestras energías mentales se traducen y se expresan necesariamente a través del cuerpo físico, en el que vivimos y mediante el cual experimentamos la vida.

Todos los órganos, tejidos y sistemas de nuestro cuerpo están formados por átomos que vibran. Cuando invade el organismo, digamos, un alérgeno o un alimento contaminado, puede alterarse las pautas vibracionales del cuerpo o de un determinado sistema de éste. Análogamente, una actitud emocional o mental desequilibrada puede originar un desajuste de los cuerpos sutiles con respecto al físico, lo cual también perturbará las pautas vibraciones normales de éste.

Existen varios tratamientos para trabajar estos cuerpos sutiles y devolverles su equilibrio, entre ellos se encuentra el tratamiento de Reiki y el tratamiento con Selenitas.





Campo energetico o cuerpos sutiles

antes y despues del tratamiento.