sábado, 19 de marzo de 2011

Sinusitis

La sinusitis se presenta físicamente como una inflamación de la mucosa de las cavidades óseas de la cabeza (senos paranasales). Esta inflamación e infección produce dolor de cabeza, congestión, dificultad para respirar por la nariz, sensibilidad en la frente e hinchazón. Los catarros frecuentes y mal curados ya nos avisan que se puede afianzar físicamente en el organismo esta patología, sobretodo si no se expulsa toda la mucosidad. También pueden aparecer otras molestias como el mal aliento, los ronquidos, problemas añadidos a los oídos, garganta y en ocasiones fiebres suaves.

En el aspecto holístico de la enfermedad, la nariz representa el reconocimiento de uno mismo y en este aspecto puede ser un error esperar el reconocimiento familiar. En este tipo de patología hay que ser consciente de que seguramente existe una irritación profunda contra una persona muy íntima, generalmente el padre o una persona de sexo masculino (siendo visto bajo una figura paterna). Es necesario poner límites. Mientras se realiza el tratamiento o hasta que desaparece la patología es muy conveniente, todas las mañanas, decir la siguiente afirmación en voz alta: "Estoy en paz. Declaro la armonía en mi interior y a mi alrededor. Mi capacidad de análisis y percepción están perfectamente bien. Reconozco y valoro mi intuición. Libero lo viejo y atascado de mi interior.
Hay que procurar expulsar toda la mucosidad durante los catarros. Beber abundantes líquidos y eliminar alimentos que provocan mucosidades. Vigilar posibles alergias alimentarias y mejorar el sistema de defensas. Evitar el tabaco y los ambientes insanos y contaminados.
Nutrición :
Hacer una dieta limpia y a ser posible, de alimentos y frutos crudos procedentes de la agricultura ecológica.
Zumos en abundancia. Tomar mucha agua.
Eliminar alimentos alérgicos (todo tipo de lácteor y harinas refinadas)
Tomar alimentos ricos en vitamina C y vitamina B, hierro, cinc, etc.
Eliminar de la dieta alimentos refinados como el azúcar (tomar miel)
Remedios Caseros:
Vahos con agua (cuando exista congestión) se puede añadir infusiones de plantas, (ver plantas medicinales en este artículo).
Paños calientes sobre la zona del dolor, (cuando exista dolor)
Lavados de nariz (todos los días) Agua templada y ligeramente salada.
Plantas Medicinales:
Espliego, Eucalipto, Menta, Saúco, Tomillo, Verbena, Malva, Abeto, Pino, Orégano, Hinojo, Lavanda, Echinacea......