martes, 15 de marzo de 2011

"la flor de la vida"

La flor de la vida es un mandala que se ha encontrado en distintas civilizaciones a lo largo de la historia. El más antiguo se encontró en Egipto, en Abydos en el templo Osirión dedicado a Osiris. Para los egipcíos era una forma sagrada y se utilizaba como una parte fundamental de las enseñanzas en la Escuela del Misterio del Ojo Derecho de Horus.

La primera Esfera virtual contiene los cinco modelos de poliedros regulares, sólidos con todos sus lados y sus ángulos iguales conocidos como los sólidos platónicos en homenaje a Platón quien aprendió La Flor de la Vida de maestros egipcios. El Tetrahedro, Hexahedro, Octahedro, Dodecahedro e Icosahedro, son la base con la que todo el mundo está construido.
Simboliza a los cinco elementos de la naturaleza: fuego, aire, tierra, éter/espíritu y agua.
Así El creó su primer espacio finito La Tierra dentro del espacio infinito El Cielo. Realiza su primer movimiento desde el centro de la primera esfera hasta su borde o perímetro.
Desde ese nuevo punto central se repiten los movimientos que ya conocemos generándose una nueva esfera. En la intersección de las dos esferas iguales se crea la forma más importante de todas las existentes el VESCICA PISCIS que simboliza el verbo divino.
Los egipcios creían que desde ahí salieron los números, los 7 sonidos, las letras y toda la sabidúría de la creación.
En su interior caben exactamente dos triángulos equiláteros que al ser contenidos en un rectángulo son la base de la proporción aúrea, la divina proporción.
El Vescica Piscis, simboliza la visión compartida, el mutuo entendimiento entre individuos iguales, el espacio compartido.
A partir de esta esfera se repiten sucesivamente movimientos hacia la membrana exterior para generar una nueva esfera, cada una de ellas es una nueva dimensión, un nuevo sonido en la escala musical, un nuevo color en la escala cromática....con las 7 primeras esferas completamos el primer ciclo: LA SEMILLA DE LA VIDA.